Archive for the ‘instantáneas’ Category

200 años de literatura argentina

No es que esté conforme con el resultado pero, a pedido del público, aquí va la mentada infografía acerca de los últimos 200 años de literatura argentina.

Aquí un encuadre con nuestros amigos favoritos.

El partido original se sostenía en la idea de diferentes niveles de información funcionando como capas superpuestas, codificadas en diferentes colores para facilitar la legibilidad (simple, pero efectivo). Negro para los autores nacionales; verde para los extranjeros (pero con gran influencia a nivel nacional); rojo para las obras, libros y revistas de peso en el ámbito literario; azul para los eventos históricos.

La pieza mide 150 x 70 cm.

Excelente video explicativo

Es genial cuando se logra explicar un asunto complejo de forma simple. Aquí una explicación acerca del funcionamiento del buscador de Google.

El diseño es, también, una cuestión estética

(Este post podría ser una continuación de “El diseño no es una cuestión estética“.)

Los no-diseñadores están habituados a percibir el diseño como algo artístico. Los diseñadores estamos acostumbrados a escuchar —y a creer, porque en definitiva se trata de una cuestión de fe— que “el diseño no es arte”. En cierto momento de la vida de algunos diseñadores el intríngulis entre lo que es diseño, arte, o ambos vuelve a aparecer; a veces con una tendencia hacia un lado, otras hacia el otro, otras en la forma de una inquietud constante que no se termina de definir. Yo creo que la no-definición de esa incógnita es saludable, siempre y cuando se aleje de la visión superficial que juzga artística la actividad de diseño.

La seguridad de los diseñadores modernos —aunque a veces roce la testarudez— es envidiable. Tener fe en que la dimensión funcional del diseño es la que rige (y debe regir) el proceso proyectual es un lujo que otorga una determinación y una firmeza de pulso digna de admiración. Pone al diseñador en un lugar heroico, muy de corte romántico: nos convierte (diseñadores) en algo así como desinteresados y temerarios salvadores de la humanidad toda. Very nice.

Sin embargo, como dije en mi post anterior, al pensar el diseño en el terreno de lo útil únicamente algo hace ruido. ¿Puede, un sujeto, realizar un proceso intelectual, de significación, de formalización, de invención, y hacerlo de manera tal de obstaculizar por completo la aparición de situaciones inconscientes que impregnarán la obra en forma de sublimación? ¿Puede, el objeto proyectado por un sujeto, permanecer virgen de forma tal que la relación entre forma, función, contexto cultural y entorno objetual definan el objeto en su totalidad sin la contaminación subjetiva del autor/diseñador? Y por otro lado, ¿puede un usuario ejecutar acciones con dicho objeto únicamente en términos de utilidad, dejando de lado la proyección que él mismo realiza sobre el objeto, en función de su duración (en palabras de Bergson), su goce y sus expectativas personales? Yo creo que no.

Pensemos en diseño industrial (haré una simplificación, lo sé, pero una simplificación que me será útil momentáneamente): ¿Cuántos modelos de sillas son suficientes para cubrir las necesidades de la totalidad de la población en términos funcionales? ¿Cuántos diseños de pavas para hervir el agua del mate? Hablemos ahora en términos de diseño gráfico: ¿Cuántas familias tipográficas alcanzan para cubrir las necesidades funcionales que un texto requiera? Massimo Vignelli dirá, en el film documental Helvetica, que una docena de tipografías es ya suficiente.

Las sillas, los edificios, las grandes obras arquitectónicas y las pequeñas, las familias tipográficas, la vestimenta: no están allí únicamente para cumplir la función de albergar, comunicar o abrigar; están allí también como vehículo de valores, como material significante que participa activamente del flujo de mensajes que da forma a nuestra sociedad y a nuestra cultura. Son objetos que, en tanto operan con un valor estético meditado, dejan ver algo de la esencia misma del hombre —en términos kantianos—, permiten intuir lo que de otro modo sería imposible ver o conocer. Un transatlántico a punto de zarpar nos dice mucho, nos enriquece, nos ilumina quizás más que la vista de una obra pictórica renacentista; nos eleva y nos abruma con su inmensidad; no se trata de un mero transporte de personas. La forma del objeto-transatlántico tiene un potencial significante enorme que da cuenta de la inmensidad a la que arroja al hombre.

Admitir que el diseño —o las piezas de diseño— pueden analizarse a nivel estético, es muy parecido a decir que diseño es arte, pero allí está la complejidad de todo el asunto. ¿Qué significa que el diseño es arte? Aguí algunas posibilidades de significado:

  • Diseño y arte son la misma cosa.
  • El arte es una categoría más amplia, que incluye el diseño.
  • El diseño es una categoría más amplia, que incluye el arte.

Es complejo, porque ninguna es satisfactoria. La misma definición de arte ha sido materia de preocupación de pensadores, filósofos y estetas durante siglos. Lo mismo ocurre con la definición de diseño, pero con menos historia por el momento. Pensar que la una es sub-categoría de la otra es también extraño. Los límites del campo del arte y del diseño son difusos y es ahí, en la zona de límite, que suceden los fenómenos interesantes y surgen las dudas más complicadas de solucionar.

Cuando digo que el diseño es, también, una cuestión estética, lo hago pensando en lo estético en toda su profundidad, y no en el sentido artístico superficial que comenté al principio de este texto. Lo estético, la belleza —y también la fealdad— nos conecta con el más allá de la existencia humana. Eso.

El diseño no es una cuestión estética

El otro día me junté a comer locro con un viejo amigo mío —alguien que supo jugar al poliladron en los pasillos de nuestra escuela primaria y que el presente lo encuentra abogado—, no sé cómo terminamos hablando de diseño. Noté en aquel momento que debía hacer una brevísima introducción explicándole qué es “diseño”, para mí (como si tal cosa fuese posible), y comencé diciendo —El diseño no es una cuestión estética—.

Continué contándole por qué diseño es función, materiales, técnica y varios etcéteras que ahora no vienen al caso. Sí me importa esto: a la mañana siguiente me desperté un tanto inquieto pensando no sólo por qué demonios había dicho aquello, sino además cómo fue que eso había aparecido con tanta naturalidad en mi discurso, como un terrible lapsus favorecido por el vino que acompañaba el riquísimo locro picante de El Sanjuanino.

Cuando tuve tiempo para analizar el asunto entendí que hablé desde el lugar del diseñador moderno (utilizo aquí la palabra “moderno” no como sinónimo de novedoso, nuevo, etc., sino refiriéndome a la ideología o movimiento específico dentro de la historia del diseño). A nivel formal, el diseño moderno basó su revolución en la búsqueda de la pureza en las formas y la no arbitrariedad: la forma debía seguir la función. En este sentido, el diseñador industrial Dieter Rams escribió una serie de máximas para el buen diseño que listo a continuación:

  • Gutes Design ist innovativ.
    El buen diseño es innovador.
  • Gutes Design macht ein Produkt brauchbar.
    El buen diseño hace útil al producto.
  • Gutes Design ist ästhetisch.
    El buen diseño es estético.
  • Gutes Design macht ein Produkt verständlich.
    El buen diseño hace comprensible al producto.
  • Gutes Design ist unaufdringlich.
    El buen diseño es no-intrusivo.
  • Gutes Design ist ehrlich.
    El buen diseño es honesto.
  • Gutes Design ist langlebig.
    El buen diseño es duradero.
  • Gutes Design ist konsequent bis ins letzte Detail.
    El buen diseño es coherente hasta el último detalle.
  • Gutes Design ist umwelt­freundlich.
    El buen diseño está comprometido con el medio ambiente.
  • Gutes Design ist so wenig Design wie möglich.
    El buen diseño significa tan poco diseño como sea posible.

Sipt, uno de los ítems de la lista dice que el buen diseño es estético. Pero vale la pena aclarar que lo dice en tanto que:

La calidad estética de un producto es parte integral de su utilidad ya que los productos que utilizamos diariamente afectan a nuestra persona y nuestro bienestar; pero sólo los objetos bien ejecutados pueden ser hermosos. (fuente)

Es decir que el diseño moderno le daba importancia a la cuestión estética sólo en tanto y en cuanto consideraba al bienestar del usuario como una de las funciones del objeto, y lo estético como medio para satisfacer esa necesidad.

Cuando desaparece el valor estético en sí mismo, y se pierde la posibilidad de la arbitrariedad en la forma (un imposible), todo pasa a depender de la dimensión funcional del objeto: esto es, incluyendo su forma.

Dándole aún más vueltas al asunto, comprendí que cuando dije —El diseño no es una cuestión estética—, lo que estaba significando, en definitiva, era que el diseño no es arte. Claro, lindo brete. Si la Estética es la raíz filosófica encargada de pensar el terreno de lo bello y lo feo, pues entonces es la encargada de pensar el arte; si el diseño no es de interés estético —es decir, si no se relaciona con lo bello y lo feo—, es de interés utilitario: su importancia radica en lo útil o inútil de su producción.

Sin embargo, al pensar al diseño como en el terreno de lo útil únicamente algo hace ruido… verdad? Sí, sé que al decir esto sufriré el ataque de una horda de zombies modernos, pero creo que prefiero correr el riesgo. Después de todo, el diseño es, también, una cuestión estética.

An apple a day…

…keeps doctor away.

Cortito y al pie. La semana pasada llevé mi antigua MacBook a reparar a Alfauno (servicio técnico autorizado de Apple): tenía algunas rajaduras en la carcasa y hacía tiempo que se había vencido la garantía de 1 año.

Al día siguiente me llamaron para avisarme que la computadora ya estaba lista para retirar, cambiada toda la pieza rajada, el teclado, el pad, y el botón del pad. El arreglo fue por cuenta de Apple, por lo que me salió $0 (ni siquiera tuve que abonar la mano de obra). Fui a buscar la compu el viernes, y estaba impecable.

Ayer, a dos días del arreglo, recibo mail oficial de Apple, solicitándome que responda una encuesta de satisfacción acerca del servicio prestado por el proveedor de servicios autorizado.

Estimado cliente de Apple:

Apple quisiera conocer tu opinión respecto de la reciente reparación de tu MACBOOK en un Proveedor de Servicios Autorizado Apple.

No voy  a negar que dicho mail me sorprendió absoluta y gratamente. Al final de la encuesta, podemos elegir enviar las respuestas únicamente a Apple, o también al proveedor de servicios que realizó la reparación. Nice.

Anécdotas adicionales:

  • Conozco gente que ha comprado notebooks de otras marcas en Europa, y tras un desperfecto no le quedó otra que enviar por correo la computadora para hacer valer la garantía en el lugar de origen. El soporte de Apple es global y no requiere la muestra de ningún comprobante, garantía impresa, o factura de compra (el producto de Apple en cuestión es lo único necesario).
  • Conozco casos de iMacs de 4 años de antigüedad a las que les falló el monitor y también fueron reparados sin cargo (si sos uno de ellos, no dudes en acercar tu compu a un proveedor de servicios autorizado, aún con la garantía vencida).

Nada más… quería, simplemente, hacer público mi agradecimiento.

Thanks Steve!

Un blog en una noche

Y fue en algún momento de la noche del viernes 29 (de enero) que decidí cambiar mi web personal —eternamente en construcción— por un blog.

A continuación, los tweets que dieron cuenta de los pasos a seguir (noche de viernes + madrugada):

  • descansando de la semana, navigating the web here and there.
  • fantaseando con la idea de instalar wordpress, thematic, rehacer los estilos, y montar un blog en mi sitio personal… todo en una noche.
  • ven esto http://www.lucasmourelle.com.ar/ ? en un rato no estará más…
  • database created; off to have dinner now…
  • terminóse la cena… seguimos en plan de poner a andar un blog en lucasmourelle.com.ar
  • limpiando webserver, mientras bajo última versión de wordpress (2.9.1) en español.
  • ya se ven los síntomas de la limpieza en el webserver http://www.lucasmourelle.com.ar/
  • modificando datos en wp-config.php de #wp.
  • uploading #wp.
  • :) http://www.lucasmourelle.com.ar/
  • experimento de diseñador: diseñar sin planificación previa… sin idea previa… directamente sobre el CSS… #danger
  • bajando última versión de #thematic (0.9.5.1).
  • (impaciente por la lenta conexión a internet while uploading #wp) …just a little patience.
  • www.lucasmourelle.com.ar : wordpress instalado… qué horror! vamos a por la instalación del #thematic theme.
  • uploading #thematic
  • http://www.lucasmourelle.com.ar/ listo el pollo: instalado #thematic como base de template y seteado el correcto huso horario.
  • repaso por las opciones… varias preferencias modificadas de las que vienen por default; fundamental: URLs entendibles.
  • varias cuestiones casi listas: http://www.lucasmourelle.com.ar/ (sigo en plan de hacer la nueva versión de mi sitio, en una noche)
  • recibido el primer comentario (de @matiasalli) / el sitio comienza a mutar… varias cosas se verán raras en las próximas horas.
  • ahora empieza la joda. // it’s showtime!
  • (enchufando la notebook… a concentrarse!)
  • como dije, el asunto se va a poner feo las próximas horas… http://www.lucasmourelle.com.ar/
  • nice color scheme… http://www.lucasmourelle.com.ar/
  • un poco de lorem ipsum nunca viene mal…
  • el layout va queriendo… http://www.lucasmourelle.com.ar/
  • poco a poco va queriendo… http://www.lucasmourelle.com.ar/
  • :) http://www.lucasmourelle.com.ar/
  • suficiente por esta noche… los css de mi nuevo sitio personal ya están aceptables, y los iré arreglando en los próximos días. ¡q’ descansen!

voilà!